7 septiembre, 2011  |  0 comentarios

 

INTRODUCCION AL BUCEO EN PECIOS:

 

Los pecios más famosos son de buques de metal normalmente, ya que no sufren tanto deterioro y por lo tanto lógicamente están mucho mas tiempo con mayor calidad de conservación, pero también existen los de madera y cualquier otros de diferentes materiales, provenientes de naufragios de hace cientos de años.

  En ellos se pueden admirar a veces antiguos y extraños artefactos, así como las técnicas de construcción del barco.

 También se pueden encontrar aviones naufragados o vehículos militares como tanques que eran transportados en los buques hundidos. Lo cual tenemos que tener en cuenta que también se conocen como Pecios en el entorno marino o subacuatico.

 En general la información sobre recientes hundimientos es bastante accesible, por ejemplo haciendo referencia a los hundimientos de la segunda guerra mundial, os registros históricos suelen dar bastantes detalles sobre como se hundió, y se pueden encontrar aproximadamente dentro de los pecios en cuestión, así como detalles de la historia del barco, su flota y su misión naval, dando mayor atractivo al buceo, ya que lógicamente antes de hincar algún tipo de inmersión pecio, siempre es interesante documentarse antes para lógicamente al tener mas conocimientos sobre el hundimiento poder buscar o intentar bucear las mejores zonas, lugares o puntos de inmersión del mismo.

 Normalmente se puede bucear en todos los pecios del mundo, pero algunos requieren un acceso especial para bucear en ellos, como los declarados históricos o cementerios de guerra, en los cuales se tienen que solicitar permisos especiales a las autoridades pertinentes.

 

Preparación

Para explorar pecios es recomendable adquirir un entrenamiento específico, y llevar el equipo adecuado. Es una actividad fascinante pero conlleva riesgos. Es muy fácil quedarse atrapado, y se necesita una preparación y técnicas especiales para poder salir bien de situaciones imprevistas. Lógicamente como todo en la vida, esto no ocurre se se obtiene la formación y la técnica adecuada.

Sobretodo si se es una persona claustrofóbica no es recomendable realizar este tipo de inmersiones, ya que el interior de los pecios suele estar muy oscuro y cerrado al exterior.

Es más seguro explorar el exterior, viendo el espectáculo desde fuera sino se tiene la preparación adecuada, ya que podremos admirar las maravillas que nos oculta el mar, sin necesidad de incurrir en un riesgo innecesario del cual podemos salir mal parados.

Además se pueden encontrar objetos y partes de la estructura desprendidos por el paso del tiempo. Tanto si se está fuera como dentro del pecio se debe tener mucho cuidado, ya que la estructura puede estar deteriorada y romperse total o parcialmente, debido al deterioro por el transcurso del tiempo por supuesto.

Es conveniente llevar guantes para no cortarse con la madera y el metal, así como uno o dos corta cabos o cuchillos, al menos dos linternas, carrete guía y otros materiales adicionales para poder evitar cualquier problema o altercado, ya que nunca se sabe.

Se deben llevar buenas fuentes de luz, y si es muy cerrado incluso un casco con linterna o linternas auxiliares.

El bucear en pecios conlleva llevarse repuestos de algunos componentes del equipo, lógicamente dependiendo de las características del pecio que vayamos a bucear.

Es conveniente seguir la regla de los tercios para el consumo de aire. Es decir, un tercio para descender al punto y explorar, otro para regresar al punto de entrada, y el último de reserva para emergencias.

 

Técnica de aleteo

Los pecios al llevar mucho tiempo en la misma posición tienen sobre si mismo mucho limo y fango que se suelen levantar con suma facilidad debido al mal aleteo provocado por los submarinistas al mover las aletas.

Para no enturbiar una buena visibilidad es conveniente bucear de forma horizontal simulando lo que se suele llamar “patada de rana”, con este tipo de alteo conseguimos evitar mover el menor fango posible, con lo que a su vez conseguimos no enturbiar el ambiente.

 

Cabos de señalización

Muchos pecios llevan atada una boya para que sea más fácil su localización a los buceadores desde donde iniciar la inmersión y lógicamente como punto de referencia a la hora de finalizar la misma.

 Sino es así es recomendable que el propio submarinista marque el punto de inmersión y que a su vez utilice un carrete secundario para posicionar la misma.

Si se quiere volver a la superficie por el mimo punto, un hilo guía puede servir de ayuda a la hora de encontrarlo, sobretodo si hay poca visibilidad. Lógicamente tenemos que analizar como, por donde, en que condiciones estamos buceando para ver como debemos desarrollar nuestro buceo con seguridad.

Si se pretende ascender desde otra parte del pecio, se debe usar una boya de señalización, para indicar al barco donde se va ascender, y facilitar así el ascenso.

 

Buceo responsable

Los restos de un naufragio son una parte de la historia, por lo que NO se pueden extraer objetos de ellos NI alterarlos, para que nuestros proximos compoñeros de inmersiones puedan apreciar lo mismo que hemos apreciado nosotros y  los encuentren igual.  Por lo tanto hay que evitar en todo momento mover objetos, apoyarse o andar con las aletas por las superfices del mismo, etc.. para respetar tanto la fauna, como los materiales existentes dentro y fuera del pecio, y que forman parte de él.

Si se ha encontrado algún hallazgo, esto no da derecho a llevárselo a casa.  Lo normal es marcar el punto de referencia y comunicarlo a las autorizades oportunas, para que ellos remitan un equipo de expertos y que determinen tras sus analisis previos que deben hacer o como deben proceder.

Se debe tener cuidado sobre todo con los pecios de madera o de materiales diferentes al metal. No se deben tocar ya que la estructura es muy frágil y podría romperse sepultando al buceador.

Si se está buceando en algún naufragio de la segunda guerra mundial o en cualquier otro tipo de naufragio de pecios con material belico o similar, se debe tener especial cuidado de no tocar algo similar a un proyectil o una mina, ya que pueden estar activos.

 

Arrecifes artificiales

En algunos lugares de buceo se han hundido barcos a una profundidad razonable, generando así un submarinismo interesante y seguro. Los organismos marinos colonizan rápidamente el barco, siendo muy interesantes para el buceo y la investigación submarina.

Dado que la estructura suele ser bastante segura, es un buen lugar para practicar el buceo en pecios, ya que lógicamente es un lugar de vida subacuatica continua y constante.

 En algunos sitios se marcan los recorridos con paneles acuáticos que explican la estructura del barco, o folletos sumergibles que indican los datos más interesantes del barco.

En nuestras costas de Burriana (Castellón) tenemos el famoso LITRI (nombre de nuestro Club de Buceo) y muy cercano al mismo se encuentra su vecino el CALA EGOS, otro pecio maravillo, un poco mas tétrico, y lógicamente mucho mas explorable.


 

 

* Fotografías, realizadas por nuestro gran amigo y maravillosa persona:  Oscar Gomez.

 

Invitación

 

         Os esperamos para poder formaros con nosotros en los cursos de pecios que estamos realizando, y que sobre todo no dejéis de apreciar las maravillas de pecios que tenemos en la zona de Burriana.

 

        Curso de Pecios+paseo Litri+paseo Cala Egos+titulación Federativa por únicamente:

                                                       120 euros

 

        Esperamos que hagas un buceo responsable y que conserves el medio marino, para que así podemos disfrutar de las maravillas que nos oculta el gran azul durante mucho tiempo.

 

        Gracias, os esperamos.

Dejar una respuesta